ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Septiembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

Sato se lleva unas 500 millas en las que Alonso y Servià quedaron eliminados al final cuando podían ganar

En apenas unas vueltas los dos españoles se quedan fuera de carrera

Con Coca-Cola | Raymond Blancafort

El japonés Takuma Sato se ha impuesto en las 500 Millas de Indianápolis tras superar al brasileño Helio Castroneves a tres vueltas del final y cerrándole las puertas de su cuarta victoria.

Una edición de las 500 Millas en las que la afición española contempló como Oriol Servià y Fernando Alonso perdían toda opción a la victoria a menos de 20 giros del final. Alonso fue traicionado –como si de la F1 se tratara- por el motor Honda, provocando una bandera amarilla y en el restart, Serviá vio como James Davison le tocaba y se originaba una montonera. Oriol era 5º en aquel momento y Alonso, 9º, pero en ambos casos en el pelotón que se peleaba por la cabeza.

Las carreras de los dos españoles fueron muy distintas. Alonso ha estado siempre en posiciones de cabeza, incluso ha llegado a liderar la carrera. Oriol ha estado en posiciones intermedias hasta que el llegar a los tres cuartos de carrera apareció en la batalla por los primeros lugares.

Al final, Sato se ha convertido en el primer japonés que gana en Indianápolis. Para Honda, un grandísimo resultado y no olvida que cuatro de los cinco primeros llevaban motores Honda. Y también el Team Andretti. Es el tercer triunfo en cuatro años del binomio Andretti-Honda, siempre con piloto distinto: Ryan Hunter-Reay, Alex Rossi y ahora Takuma Sato.

Como siempre en Indy, la carrera se decide en los últimos giros. Antes, todo es táctica para quedar bien colocado para esta fase final; lo demás es accesorio. Los cambios de posición no indican nada.

Con todo, la prueba pudo estar marcada por el accidente entre Scott Dixon y Jay Howard. Éste perdió el control, fue esquivado por algunos, pero Dixon no pudo hacerlo y voló de forma increíble, volcando y yendo contra las protecciones. Pudo haber sido gravísimo, pero no pasó nada; los protagonistas bajaron de los coches como quien se baja de una montaña rusa. Quizás en este incidente gastó toda su fortuna Castroneves, ya que el coche de Dixon le pasó por encima a más de 350 km/h.

 

Las diez últimas vueltas, una vez la luz verde ondeó de nuevo (tras el incidente de Servià) fueron increíbles. Max Chilton intentó conservar la primera plaza; Castroneves le superaba cuando Sato dio cuenta de ambos y Ed Jones también lo aprovechó para colarse a Chilton. Algo como en los últimos ocho años, cuando el líder a falta de cinco o seis vueltas no ha podido ganar la carrera.

Alonso debe irse de Indy entre entristecido y decepcionado y converso hacia esta carrera. Ya sabe que puede ganarla, posiblemente no hay otra prueba en el mundo en la que haya tantos ganadores potenciales. Volverá, seguro.

Otros artículos


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP