ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Noviembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
CERA
 

El 'milagro' del Rallye Princesa de Asturias celebrado a pesar de Barbón

El Automóvil Club del Principado de Asturias supo sacar adelante la 57º edición pese a todas las cortapisas impuestos

25/10/2020 | David Durán | Fotos: Josito Gómez / Borja Machado | Leído: 4783

Twitter (@TheDDuran)
Instagram (@dduranissimo)


Que no ha sido un milagro, para empezar. Que han sido mínimo tres. O cinco. O los que sean, pero hay que empezar este texto agradeciendo el titánico esfuerzo que el Automóvil Club del Principado de Asturias ha llevado a cabo desde hace tantos y tantos meses para que el Rallye Princesa de Asturias pudiera tener lugar el pasado sábado 24 de octubre. No solo a pesar del coronavirus, sino a pesar de todas las cortapisas del gobierno liderado por Adrián Barbón.


La tercera prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, una de las grandes de nuestro panorama nacional, no ha querido faltar incluso en este año tan complicado. Con todo lo que ha pasado, y con el cartel que se presentaba en el elenco de inscritos, no solo debía de celebrarse sino que tenía todos los ingredientes para ser un rallye con un romanticismo particular.


Incluso desde los meses de confinamiento el ACPA ha estado trabajando para la celebración de este rallye, atendiendo y cumpliendo todas y cada una de las medidas y exigencias sanitarias que llegaban desde arriba. Aún con todo, su desarrollo tendría los ingredientes esenciales: tramos míticos y bien conocidos por la afición española, si bien utilizando cruces y configuraciones inéditas, parque de asistencias una vez más en La Manjoya… de hecho, en un principio a medida que pasaban las semanas no disminuían las posibilidades de que se celebrase el rallye, sino todo lo contrario.


Los motivos ‘sanitarios’


Asturias fue de las comunidades que mejor fue capaz de reponerse del confinamiento, con pocos casos y un alto porcentaje de recuperaciones con éxito. De hecho fue una de las referencias dentro de España en los meses de verano. Tanto, que se convirtió en una elección turística para pasar las vacaciones.


El gobierno del principado, por el bien de la sanidad, decidió impulsar y apoyar el turismo en los meses de agosto y septiembre, siendo en septiembre cuando empezaron a darse los primeros repuntes de lo que ahora conocemos como segunda ola. Por el bien de la salud de los asturianos, el fin de semana original del Princesa de Asturias (12-13 de septiembre) contaba con una ocupación hotelera de en torno al 98%.


El rallye, con los espectadores repartidos en los más de quince kilómetros de recorrido de cada tramo (Morcín, Llanera, Nava y Colunga), era por supuesto una actividad de alto, altísimo peligro para la región, con la misma capacidad de concentración que, digamos, un concierto, aún ya implantada la medida de que se prohibiera el acceso al público general en la asistencia como en el Mundial de Rallyes o del Europeo de Rallyes, el cual ya había celebrado dos rondas en ese momento (Roma y Liepaja).


De hecho, fue catalogado en el mismo tipo de eventos que los conciertos. Todo ello en septiembre, después de que se hubieran celebrado tanto Ourense como Ferrol, zonas que en ese momento había más casos de coronavirus y que, de todas las personas registradas que acudieron a ambos rallyes, no se detectó un solo caso. Con todo ya preparado e incluso la presencia de una dupla extranjera de primera línea, los tres veces campeones del Dakar y campeones del mundo de WRC2 Nasser Al-Attiyah/Mathieu Baumel. Una llegada cacareada por muchos medios, quizás antes de lo debido por el riesgo de que viniera más gente tanto de dentro como de fuera de España atraídos por la oportunidad de ver al catarí en acción.


Al conocerse el aplazamiento forzoso de la prueba, tanto el ACPA como la Federación de Automovilismo del Principado de Asturias (FAPA) como la Real Federación Española de Automovilismo (RFEdA) se pusieron manos a la obra, llegando a asegurar la fecha de los días 23-24 de octubre. Eso sí, sin anunciarlo de primeras de modo que el rallye no fuera una actividad de altísimo riesgo según la Conserjería de Sanidad. Por otro lado, Al-Attiyah y Baumel disputaron el Rallye Terra da Auga, que se llevó a cabo de principio a fin al igual que el Rallye de Andalucía, prólogo del Dakar 2021. Una prueba de raids que discurría por buena parte del sur donde, aún con la afluencia turística durante los meses de verano, las medidas preventivas tomadas por la población han limitado mucho los casos de covid-19.


Con una Asturias que ya en octubre cada vez acumulaba más casos, creciendo de manera alarmante, los organizadores del rallye continuaban con los preparativos aún con el peligro a las puertas. Y el virus también. La calma fue relativa…hasta el viernes 23. La víspera de la prueba, con los equipos, pilotos y coches ya en La Manjoya y los coches camino de la salida ceremonial.


Toque de queda y rallye ‘sin público’


En torno a las 20:00 horas del pasado viernes se anunciaban medidas drásticas de cumplimiento casi inmediato: a partir de medianoche, justo el mismo día del rallye (casualmente) y hasta el 6 de noviembre, Oviedo, Avilés y Gijón quedaban confinados, toque de queda incluido. El rallye, como se aclaró poco después, debía de celebrarse sin espectadores en los tramos, espectadores que ya estaban acampando con autocaravanas para ver la acción desde primera hora de la mañana.


Por un lado, decretar una medida de tal índole que pueda ayudar a la seguridad y la salud del pueblo no debiera ser criticable. A fin de cuentas, se trataba de proteger a una parte importante de la población de toda Asturias – así como evitar posibles positivos que vinieran de personas provenientes de otras partes de España. Por otro, la propia organización de la prueba pedía a los propios espectadores, para maximizar las probabilidades de celebrar el rallye, que se quedaran en casa y siguieran el rallye a través de las redes sociales, fuera a través de streamings, páginas de tiempos o directos, como el de ciertos servidores.


Cabe plantearse, cuanto menos, si es decente llevarlo a cabo con cuatro horas de antelación y menos de 24 horas antes de que empiece uno de los eventos deportivos más grande del año para la provincia. Si existe un mínimo de decencia en utilizar medidas político-sanitarias como arma arrojadiza contra un evento el cual, de no celebrarse, puede ahorrar subvenciones que podrían redestinarse para potenciar más la actividad hotelera y el turismo (los cuales se benefician, por supuesto, de los rallyes).


Cuesta entender además la motivación de hacerlo un viernes, como anexo, en lugar de decretarlo a partir de un lunes recogido en el boletín correspondiente, como han llevado a cabo otras comunidades autónomas. Comunidades autónomas como Valencia o León, algunas de ellas con menores capacidades a nivel de camas en la UCI en comparación con las que dispone el Principado en la actualidad.


De un modo u otro, la tensión se podía cortar en el aire antes incluso de la medianoche. No solo era evidente la situación, sino también que habría espectadores – y bastantes – en cada uno de los tramos, sobre todo en los accesos y en los cruces. Léase tanto como un acto de rebeldía contra las medidas del gobierno o como un acto de irresponsabilidad cuando era el ACPA quien pedía, días antes de anunciarse la polémica decisión gubernamental, que no hubiera personas en los tramos para evitar males mayores, con gente decidiendo acudir aún después de anunciarse el toque de queda.


Y en efecto, pese a la anunciada prohibición y la ciudad ya en confinamiento, ya en los tramos de Morcín y Llanera acudían personas en masa a ver el tercer recital consecutivo de José Antonio Suárez con el Skoda Fabia Rally2 evo de Calm Competiciò. Por suerte, algo de sentido común imperó y se pudieron celebrar los ocho tramos previstos, a pesar de Barbón.


Con ello, se cumplieron los milagros necesarios para que el trabajo incesante del ACPA, la FAPA y la RFEdA diera lugar a un bonito Princesa de Asturias que en algunos momentos parecía imposible, que muchos daban por cancelada. Y, con ello, esperanzas de poder tener lo que queda temporada dentro de lo previsto antes de mirar a un 2021 que no avecina, al menos de entrada, tiempos sencillos.




Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP