ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Septiembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
Dakar

¿Ford Puma Rally1 para 2022?

La idea de convertir un SUV en el próximo bólido de M-Sport no es una del todo descabellada

02/04/2020 | David Durán | Fotos: Ford | Leído: 2247

Twitter (@TheDDuran)
Instagram (@dduranissimo)


Las primeras imágenes del nuevo Ford Puma aparecieron en 2019 y de inmediato provocaron sentimientos encontrados. Un coche con el mismo nombre que el compacto del segmento B de finales de los noventa, reconvertido en un SUV pequeño con propulsión híbrida. Poco que ver con el modelo que se vio compitiendo tanto como Kit Car dentro de la llamada F3 como uno de los muchos S1600 que compitieron en el Campeonato Mundial de Rallyes.


En el WRC actual tenemos el Ford Fiesta WRC compitiendo de la mano del equipo M-Sport, estructura que logró el título de constructores en 2017 y el de pilotos en 2017 y 2018 gracias a Sébastien Ogier frente a rivales de la talla de Citroën, Toyota y Hyundai. Por su parte, el Fiesta de calle fue un referente en su segmento en la generación anterior gracias a la gran calidad de su chasis y su singular manejo, algo que se ha mejorado en el modelo actual.


Pero los tiempos cambian. Y hay que recordar que, como muy a menudo dice Andrea Adamo (máximo responsable de Hyundai Motorsport y del departamento Customer Racing), “Los años 80 se acabaron, los 90 también. El motorsport ya no mueve a la industria, la industria mueve al motorsport.” La junta directiva y los departamentos de marketing tienen un gran peso en la ejecución de un programa deportivo, tanto a nivel nacional como mundial como es este caso.


El pasado 1 de abril, en el medio DirtFish, se auguraba la posibilidad de que el Puma fuera el coche que sustituyera al Fiesta como el modelo que utilizaría M-Sport en el paso a la categoría Rally1 en 2022 – los sucesores de los World Rally Car, con la misma base mecánica y un sistema de propulsión eléctrica para dotar a los rallyes de energía híbrida. Hay que recordar que el 1 de abril es el ‘April Fools’, el equivalente del día de los Santos Inocentes en el resto del mundo como en España se hace todos los 28 de diciembre.


Pero, ¿era una inocentada?


Muy posiblemente no.


En primer lugar, hay que recordar que para 2022 los coches Rally1 podrán desarrollarse a partir de un chasis tubular, no partiendo de un modelo de producción en serie como los World Rally Car actuales. Por ende, no es descartable fabricar un coche con la silueta del Puma, reconvertido a coche de carreras – además, la carrocería se podrá redimensionar para adaptarse a las medidas que la normativa técnica exige.


¿Qué hace falta para convertir un SUV en coche de rallyes de la máxima categoría? Esencialmente… que no sea un SUV. Sobre la base del chasis tubular, una carrocería rediseñada del Puma, que sin la altura y el porte de los SUV cobraría una apariencia mucho más apropiada para competir en el WRC, también a nivel de aerodinámica. En definitiva, un ‘silhouette’, como algunos coches que compiten en campeonatos de subida de montaña.


Para mayor exactitud, el Fiesta mide 4.040/4.068 milímetros de longitud (dependiendo del acabado escogido, con diferentes parachoques delantero y trasero), 1,735 milímetros de ancho y 1,466/1,495 de alto, siendo el Fiesta Active más alto que los demás. En comparación, el ‘B-SUV’ Puma mide 4,207 milímetros de longitud, 1,805 milímetros de ancho y 1,537 de altura.

La anchura del coche cobra especial importancia dado que la normativa del WRC permite libertad aerodinámica dentro de un límite establecido, por lo que un coche de calle más estrecho puede tener versión WRC con un conjunto aerodinámico más radical. No ocurre, por tanto, como en la era de los Kit Car donde el aumento del ancho de vías era porcentual al del coche de serie.


Cuestión de venderse


Ya hemos hablado de la importancia de la influencia del mercado sobre el motorsport, el cual necesita justificar su inversión más que nunca, con un control mucho más exhaustivo que décadas atrás. En un momento en que los SUV continúan en auge y sin signos de ceder terreno (tanto los de tamaño medio como los compactos, con dimensiones similares a los coches del segmento B que se usan en el WRC actual), promocionar un modelo de la marca recién llegado al plantel de Ford aprovechando el cambio del marco normativo no es un movimiento descabellado en absoluto.


En términos financieros, la realidad es simple: los coches del segmento B no reportan unos grandes beneficios económicos a los fabricantes, pero en el caso de los SUV el beneficio está siendo más cuantioso – pese a que el Fiesta ha recibido grandes elogios tanto en esta generación como en la anterior, lanzada allá por 2007. Este tipo de coche es la clara tendencia en la actualidad, mayor incluso de la que constituyeron los monovolúmenes a comienzos del siglo XXI.


Otro detalle relacionado con el marketing, y uno evidente, es el hecho de que el Ford Puma también viene con variante híbrida. Es más, el Puma también cuenta con versión ST-Line (más una versión ST en camino, en principio con el mismo motor 1.0 EcoBoost de 200 caballos que el Fiesta ST). El ST-Line puede equipar la variante híbrida de este mismo motor 1.0 EcoBoost, con dos niveles de potencia de 125 y 155 caballos. Eso sí, está previsto también que tanto el Fiesta como el Focus reciban versiones híbridas más adelante en este 2020.




¿Retorno de Ford?


Dado que se llevaría un coche favorecido por el mercado a la competición y la creciente involucración de Ford (a través de Ford Performance) en M-Sport, ¿podría Ford volver como marca oficial al WRC como hizo hasta 2012? En este mismo medio en julio de 2019 ya adelantábamos esta posibilidad:


“Cabe esperar que para 2022 se vea una versión híbrida del Fiesta WRC, si bien la normativa – las pequeñas pinceladas que se conocen hasta el momento – permitirían reescalar carrocerías de otros modelos para adaptarlas a las medidas apropiadas. Esto abre la posibilidad de ver un retorno de un nuevo Ford Focus de rallyes o incluso adaptar modelos como el nuevo Ford Puma, que pasa de ser un deportivo compacto a un SUV compacto para su retorno al mercado en 2020.”


Hibridación


El paso de motores de combustión a energía híbrida – utilizando los mismos motores y un kit eléctrico proporcionado por Compact Dynamics – es también un movimiento de marketing, en cierto modo. El WRC es la última gran categoría de la FIA que quedaba por contar con algún tipo de propulsión alternativa, que se utilizará sobre todo en los enlaces, mostrando coches de competición ‘limpios’ en las ciudades o pueblos por donde pase el itinerario de los rallyes.


¿Se ganará potencia con la inclusión del motor eléctrico? Es posible, como también lo es que se restrinja más la potencia del motor de combustión (mediante bridas más pequeñas u otros procedimientos) y que el propulsor eléctrico contrarreste esta pérdida. No en vano, los Global Race Engine actuales se seguirán utilizando pero con medidas para reducir costes tanto de mantenimiento como de desarrollo para que los coches Rally1 sean más económicos que los World Rally Cars de tercera generación.


Resultará interesante ver cómo implementan el kit de hibridación los respectivos equipos, si bien cabe esperar que el motor se monte junto al de combustión bajo el capó mientras que la batería esté colocada por detrás de los asientos. Debido al peso de la batería, se suele colocar en una posición central y baja en el coche para optimizar el centro de gravedad y que el manejo se vea afectado lo menos posible debido al peso extra del propio kit de hibridación.




SUV en rallyes, ¿blasfemia?


Volviendo al Puma en particular, tampoco sería el primer SUV – o coche derivado de – que compite en rallyes. Ni el segundo. En Europa tenemos el Fiat 500 X MR R4 de Milano Racing, que pese a ser un coche Rally2 Kit (situado entre los Rally2 y los Rally4) ha logrado acabar en el Top 10 en pruebas nacionales, con varias unidades fabricadas hasta el momento. En oriente también se ha visto el Toyota C-HR Proto diseñado por Dytko Sport logrando victorias.


El cambio ‘shock’ sería, por supuesto, verlo compitiendo no como coche ‘diferente’ sino en la máxima escalinata de la pirámide de la FIA, un coche oficial peleando por victorias en la cúspide de la disciplina. Ahora bien, aún no se ha confirmado nada por parte del equipo, por lo que de momento es preciso esperar a que vayan encajándose todas las piezas de lo que será una nueva era para el Mundial de Rallyes.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP