ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Octubre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31


No existe ninguna prueba para el día seleccionado

WRC
 

Ogier se lleva un épico Rallye de Gales tras un mano a mano contra Latvala

El francés completa una recuperación espectacular para quedarse a 7 puntos del liderato del mundial que aún ostenta Neuville

07/10/2018 | David Durán | Fotos: Roberto Saavedra | Leído: 1069

Twitter (@TheDDuran)


Sébastien Ogier y Julien Ingrassia han conseguido la victoria en el Rallye de Gales, un rallye que ha mantenido su fama de espectáculo casi impredecible para apretar aún más las cosas en este Campeonato Mundial de Rallyes. Tras la dupla de M-Sport (equipo que logra una nueva victoria en su prueba de casa) Jari-Matti Latvala/Mikka Anttila han acabado en segunda posición, completando el podio Esapekka Lappi/Janne Ferm en un doblete de Toyota.


El primer tramo del rallye, ubicado en el hipódromo de Tir Prince, arrancó de manera habitual con los pilotos en orden inverso de manera que los pilotos del panorama nacional (es decir, los que pelean dentro del campeonato británico) fueran los primeros en salir. Una vez terminaron los pilotos no prioritarios salieron los World Rally Car, encabezados por la dupla de Citroën formada por Mads Ostberg y Craig Breen.


Los Citroën serían superados por los rivales que salieron más atrás como Teemu Suninen, Elfyn Evans (ganador en 2017), Hayden Paddon, Andreas Mikkelsen, Latvala o Lappi. Los dos fineses de Toyota lograron marcar un buen tiempo, tan veloz que ni Sébastien Ogier ni Ott Tänak pudieron con ellos. Thierry Neuville fue el último de los pilotos oficiales (como líder del campeonato) en salir a pista, pero se quedó a tres décimas del tiempo de Lappi, que empezaba la primera etapa como líder del rallye (y con una buena posición de salida de cara a la jornada del viernes).


De este modo Lappi salía de Tir Prince líder por tres décimas sobre Latvala y Neuville, siete sobre Ogier y nueve sobre Tänak. Mikkelsen, Paddon, Suninen, Kalle Rovanperä (mejor clasificado en WRC2, clavando el tiempo de Suninen aprovechando la mayor agilidad del Skoda Fabia R5 en el tramo ratonero) y Breen completaron las diez primeras posiciones en este arranque del Rallye de Gales 2018. En WRC2 Nil Solans y Marc Martí brillaron en su estreno juntos, acabando terceros en la categoría tras los Skoda oficiales de Rovanperä y Pontus Tidemand.

 

El primer tramo del viernes se disputó en el bosque de Clocaenog, compartiendo algunas millas con el tramo del shakedown – por tanto, las mismas carreteras de tierra resbaladizas (pues la humedad convertía la tierra en barro), repartiendo sustos como semitrompos por parte de Esapekka Lappi o Teemu Suninen. Ott Tänak se llevó el scratch por delante de Elfyn Evans, pasando a liderar el rallye por delante de Ogier, Neuville y Latvala.


Tänak y Evans continuaron con un ritmo superior al del resto de rivales, marcando también los dos mejores tiempos en el TC-3 para situarse en primera y segunda posición de la general por delante de Ogier y Suninen, con Breen y Neuville a menos de un segundo de Suninen en una pelea por las posiciones de podio. Posicionarse bien era importante ya que la posición al final del día repercute de manera directa en el orden de salida para la segunda etapa y, por tanto, las condiciones de pista que se encuentren cada uno de ellos.


Si Tänak seguía marchándose con otro scratch en el TC-4 para continuar su escapada, su compañero de equipo Latvala no quería ser menos y saltaba hasta la tercera posición en la general con un gran tiempo, adelantando a Suninen y un Ogier que se quedaba sin primera ni segunda marcha, lo que le ralentizaba de manera considerable (y le incomodaba al no poder aminorar bien en los numerosos cruces). El francés caía hasta la séptima posición, por detrás de Breen y Neuville.


Los dos últimos tramos de la mañana eran dos pasadas al corto tramo de Slate Mountain, un recorrido delicado con muchas piedras y muy resbaladizo. Neuville y Latvala se llevaron los mejores tiempos en la primera y pasada de manera respectiva para acabar el bucle matinal.


Llegados al ecuador de la primera etapa Tänak era líder por 8,9 segundos sobre Evans y 15,4 sobre Latvala mientras que Suninen y Neuville batallaban por la cuarta posición, seguidos de cerca por Breen en el primero de los Citroën C3 WRC. Lappi, Ogier, Ostberg y Paddon completaban las diez primeras posiciones.

 

Elfyn Evans era la principal alternativa al gran dominio de Tänak, pero esa posibilidad se desvaneció antes de empezar el bucle cuando el piloto local se retiró por problemas en su Ford Fiesta WRC. Sin Evans, Tänak se lanzaba al frente por delante de Latvala, Teemu Suninen y Neuville, quien tenía a pocos segundos de diferencia al final del primer tramo (segunda pasada por Clocaenog) a Esapekka Lappi, Craig Breen y a un renovado Sébastien Ogier el cambio arreglado.


Tänak continuó con su ritmo en la segunda pasada por Brenig, el tramo más largo de todo el rallye donde marcó de nuevo el scratch por delante de Neuville, Ogier y Lappi. El belga logró ascender hasta la segunda posición (una gran mejora de cara a mantener su liderato en el mundial frente al dominio reciente del estonio) gracias a su buen tiempo, un error de Latvala en el que pegó con una piedra y dañó el parabrisas y otro error de Suninen, quien hizo un trompo. Latvala cayó al tercer puesto delante de Lappi mientras que Suninen fue rebasado por Lappi, Ogier y Breen (ya que todos ellos están contenidos en apenas 10 segundos).


El estonio encontró algunas dificultades en el último tramo del día mientras que Neuville encontró algo más de equilibrio en su coche, lo que supuso el primer scratch del rallye para el líder del campeonato, que cimentaba de este modo la segunda posición al final de la etapa. Suninen terminaba de manera negativa su jornada, saliéndose de pista y destrozando su Fiesta WRC contra una zanja. De este modo Ogier se convertía en el último superviviente entre los hombres de M-Sport, tratando de recuperar el tiempo perdido de cara a sus opciones por el título.


Tänak acabó la primera etapa de este Rallye de Gales con 28,8 segundos de ventaja sobre Neuville y 31,3 sobre Latvala, quien tenía a sus espaldas tanto a Lappi como a Ogier. Breen aguantaba en sexta posición sin perder demasiado el tren de los de delante mientras que Hayden Paddon, Mads Ostberg, Andreas Mikkelsen y el líder en WRC2 Kalle Rovanperä completaban las diez primeras posiciones.

 

El mítico tramo de Myherin era el encargado de abrir la maratoniana segunda etapa, en la que los pilotos salían horas antes de la salida del sol y no volverían hasta el final del día. Los noruegos Andreas Mikkelsen y Mads Ostberg eran los encargados de abrir pista en esta etapa mientras que Elfyn Evans se reenganchaba – no así su compañero Teemu Suninen, que decía adiós al rallye debido a que su jaula de seguridad estaba dañada tras su accidente en la tarde del viernes. La pista fue perdiendo agarre a medida que se fue degradando, por lo que Ogier, que salía en mitad del pelotón, pudo marcar el scratch y adelantar tanto a Esapekka Lappi como a Jari-Matti Latvala, situándose tercero en la estela de Neuville.


El segundo tramo del día, Sweet Lamb-Hafren 1, presentaba unas condiciones similares con un terreno muy complicado. Ostberg logró marcar el scratch por delante de Tänak, Breen y Mikkelsen mientras que Neuville lo perdió todo: en un error al tomar una curva se cayó en una zanja. Pudo salir con ayuda de los espectadores, pero 40 segundos perdidos se tradujeron en una caída libre de la segunda a la octava posición en la clasificación del rallye.


Los tiempos en el TC-12, primera pasada por Dyfi, fueron tan igualados que apenas había 7 segundos y medio entre todos los World Rally Car, con Tänak marcando un scratch con el que alargaba distancias al frente del rallye. El panorama apenas varió en el siguiente tramo (Gartheiniog 1), con Mikkelsen marcando el scratch y adelantando a Neuville a la par que Latvala volvía a las posiciones de podio al rebasar a su compañero de equipo Lappi.


El último tramo del día, la única pasada por Dyfnant, se recordará por un Ostberg que estuvo a punto de marcar scratch (se lo arrebató Latvala por 6 décimas) llevándose una pancarta de publicidad, arrastrándola hasta el final del tramo. Las posiciones no variaron tras este tramo de poco más de 8 kilómetros de longitud.


Llegados al ecuador de la segunda etapa Tänak contaba con 48 segundos de ventaja sobre Ogier y 49,7 sobre Latvala, quien quería ponerle las cosas difíciles a su ex jefe de filas en Volkswagen. Lappi y Breen seguían de cerca a Latvala mientras que Ostberg, Paddon, Mikkelsen, Neuville y Kalle Rovanperä (líder en WRC2) completaban las diez primeras posiciones.

 

Al contrario de lo que se podría esperar en Gales, al mediodía salió el sol y para la tarde el cielo estaba despejado, elevando las temperaturas para dar una imagen muy diferente a la de los tramos de la mañana. Ogier marcó el mejor tiempo por delante de Craig Breen y Andreas Mikkelsen, quien se acercaba a su compañero Hayden Paddon a la vez que se quitaba de su estela a Thierry Neuville (pese a ser este el que está peleando por el título).


El día se iba aclarando y todo estaba en calma en la segunda pasada por Sweet Lamb-Hafren, hasta que llegó la tormenta: en la parte inicial del tramo el Toyota Yaris WRC de Tänak decía basta, poniendo fin a su racha de victorias y comprometiendo el asalto al título que había montado meses atrás. De nuevo el cubrecárter y el radiador, igual que en Portugal y en Cerdeña. De repente Ogier era el nuevo líder seguido de cerca por Latvala y Lappi. Este golpe para Toyota llega 20 años después de aquel 1998 en el que Carlos Sainz se quedó fuera de combate en el último tramo, a pocos kilómetros de conseguir el título (que recayó en manos de Tommi Mäkinen, hoy día jefe de Toyota Gazoo Racing).


Tras toda la descarga de drama, los dos últimos tramos del día fueron más tranquilos, aunque la batalla por la victoria pasaba a ser entre Ogier y Latvala. En el penúltimo tramo el finés lograba recortarle más de dos segundos y medio, pero en una horquilla del último tramo calaba y perdía tiempo, cediendo segundo y medio con el francés al llegar a meta.


De estar con problemas de cambio al comienzo del rallye a liderar la prueba a falta de 5 tramos del final, Ogier terminaba un día muy positivo para su causa como líder de la prueba con 4,4 segundos de ventaja sobre Latvala y 11,8 sobre Lappi, que permanecía en el podio con Breen a sus espaldas con el primero de los Citroën. Ostberg, Mikkelsen, Paddon, Neuville y los Skoda Fabia R5 oficiales de Rovanperä y Tidemand completaban las diez primeras posiciones.

 

El primer tramo del domingo fue uno en el que no se arriesgó mucho, primero porque estaba más resbaladizo de lo que pintaba a primera instancia y segundo porque después vendría el Power Stage, por lo que algunos pilotos (como el reenganchado Tänak) querían guardar neumáticos. No obstante, había muchas luchas en juego: en primer lugar el trío de cabeza, con Lappi marcando el scratch y colocándose a 7,5 de la cabeza a la vez que su compañero de equipo Latvala le arañaba décimas a Ogier para reducir la diferencia a 1,7 segundos. Por detrás, Mikkelsen buscaba puntos extra para Hyundai situándose a nueve décimas de su compatriota Ostberg, quien se situaba en quinta posición.

 

El Power Stage se convirtió en un coto de caza para los Toyota, con un Latvala volando incluso más que Tänak para llevarse el mejor tiempo, además de tomar la delantera del rallye por delante del pentacampeón mundial. Por detrás los Hyundai batieron a los Citroën con el resultado directo de Mikkelsen saltando a la quinta posición (adelantando a Ostberg) mientras que Neuville se acercaba tanto a Paddon como a Mikkelsen y Ostberg.

 

Tras el Power Stage venía la primera pasada por el tramo de Great Orme-Llandudno, el único de asfalto en todo el rallye en el que los pilotos tenían que pelear a fondo con reglajes y neumáticos de tierra (que, con el contacto con el asfalto más abrasivo que la gravilla, se desgastaban más rápido). Ogier marcó un scratch sensacional para reducir la distancia con Latvala a apenas 2 décimas, siendo un todo o nada en los dos últimos tramos del rallye. Por detrás Ostberg se igualaba a Mikkelsen a la vez que Neuville escalaba un puesto al superar a Paddon.


En la segunda pasada por Gwydir los Hyundai batieron con claridad a los Citroën, recortándoles casi 1 segundo por kilómetro – Neuville adelantó tanto a Mikkelsen como a un Ostberg que perdió tres posiciones al haberse equivocado con los reglajes, resultado en un trompo con un C3 WRC inestable. Por delante Ogier se llevó el scratch por 3,3 segundos, llegando al último tramo de nuevo como líder con 3,1 segundos de ventaja con respecto a Latvala en un mano a mano final.


El suspense se alargó casi dos horas más debido a un incidente (no relacionado con el rallye) que retrasó el TC-23, donde se enfrentaban los dos ex compañeros de equipo. Ogier no perdonó ni una sola décima y marcó un tiempo sensacional para asegurar una nueva victoria, la primera desde el Tour de Córcega el pasado mes de abril.


Ogier aseguró la victoria sobre Latvala por 10,6 segundos de diferencia, con Lappi tercero a 35,1.
Breen mantuvo el cuarto puesto por 4 segundos sobre Neuville y 5,5 segundos sobre Mikkelsen mientras que Paddon, Ostberg, Rovanperä (brillante vencedor en WRC2) y Tidemand completaron las 10 primeras posiciones.



Otras noticias

PREVIO
 
PREVIO

Llega la hora de la verdad para Emma Falcón

COMUNICADO
 
COMUNICADO

RaceSeven copó las dos primeras plazas de la Copa Suzuki Swift en Llanes

 

Oliver Solberg gana el campeonato finés de rallycross

CRóNICA
 
CRóNICA

Villagra logró su cuarta victoria de la temporada en el Rally Argentino

OFICIAL
 
OFICIAL

Cesar Díaz se estrena con el 208 N5 en el San Froilán

PREVIO
 
PREVIO

El campeonato gallego visita Ourense este fin de semana


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP