ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Junio
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30


No existe ninguna prueba para el día seleccionado

WRC
 

Kopecky y Skoda: Binomio eterno

Un repaso a una de las trayectorias más longevas y aún vigentes en la historia del WRC

12/06/2018 | David Durán | Fotos: Roberto Saavedra / Skoda Motorsport / FIA ERC | Leído: 712

Twitter (@TheDDuran)


La combinación checa de Skoda y Jan Kopecky es una de los más longevas de la historia del Campeonato Mundial de Rallyes, una alianza ininterrumpida de casi dos décadas en las que Kopecky ha competido con toda clase de máquinas de la marca del Grupo Volkswagen. Esta colaboración se ha extendido durante casi dos décadas, convirtiendo a Kopecky en uno de los pilotos con mayor trayectoria dentro del WRC, además de ser de los pilotos oficiales con mayor edad (36 años), un grupo de pilotos entre los que se encuentran Jari-Matti Latvala o, hasta hace unos meses, Kris Meeke.


Kopecky comenzó en karting, si bien decidió pasarse a hacer pruebas de rallyes y rallysprints con apenas 19 años – ya entonces corría con un Octavia preparado con los colores de Pennzoil. Al año siguiente, enrolado en el equipo Matador, causó sensaciones en el campeonato checo con el Toyota Corolla WRC, además de disputar algunas pruebas con un Ford Focus WRC y un Mitsubishi Lancer Evolution VI. Su primera victoria nacional fue el Rallye Trebic, acabando cuarto en el campeonato. Ese mismo año debutó en el Mundial de Rallyes en el Rallye de Alemania, aunque no pudo acabar debido a un accidente con el Corolla WRC.


Jan Kopecky con Skoda en el WRC

El checo llegó al seno de la marca en un momento de transición: los Grupo A ya eran cosa del pasado, relegando al museo a coches como el Favorit o su sucesor, el Skoda Felicia Kit Car que compitió como A6 frente a coches como el Citroën Saxo Kit Car o el Peugeot 106 Maxi Kit Car. A finales de los noventa Skoda decidió dar el salto a la categoría máxima con el Skoda Octavia WRC, un coche que por desgracia no tuvo las prestaciones necesarias para pelear por victorias contra Peugeot, Citroën, Subaru, Mitsubishi o Ford – el mayor problema era la fiabilidad, algo que afectó a sus pilotos, como lo fue Luis Climent.


En las fases final de la vida activa del Octavia WRC (ya con la Evo 3) fue cuando Kopecky comenzó a correr en pruebas mundialistas, ganándose la confianza de la marca prueba a prueba. Esto llevaría de manera eventual a que fuera escogido para llevar el Fabia WRC a partir de 2004 en el campeonato checo, devolviendo esa confianza con cuatro victorias y el título nacional. En 2005 tuvo un programa diverso (con pruebas nacionales, rallysprint, pruebas del ERC y del WRC) mientras que en 2006 y 2007 estuvo a tiempo completo en el mundial. Por desgracia, el Fabia WRC tampoco pudo estar a la altura de los coches de delante (Citroën, Subaru y Ford), siendo los mejores resultados de Kopecky dos quintos puestos en el RallyRACC 2006 y en Alemania 2007.


Jan Kopecky con Skoda Fabia WRC

Cuando el programa con el Fabia WRC terminó, Skoda centró su atención en las categorías teloneras, en concreto en los S2000: fue entonces cuando comenzó a desarrollarse el Fabia S2000 (basado en la segunda generación del modelo en lugar de partir de la primera generación como en el Fabia WRC). Kopecky estuvo inmerso en el desarrollo de este coche desde un primer momento, llevándolo como coche 0 en Barum y Sanremo de 2008 antes de correr con él en el International Rally Challenge en 2009. En su primera temporada se llevó dos victorias (Barum y el Rallye Príncipe de Asturias, batiendo a Sergio Vallejo, Enrique García-Ojeda y Kris Meeke), acabando subcampeón del IRC por detrás de Meeke.


En 2010, 2011 y 2012 la marca se mantuvo en el IRC con Kopecky, aunque en las tres ocasiones acabó como subcampeón (además de ser de nuevo campeón checo en 2012). Desde 2008 había formado equipo con Petr Stary, pero a finales de 2011 cambió de copiloto, comenzando a compartir coche con Pavel Dresler, quien le sigue acompañando hasta el día de hoy.


Para la temporada 2013 el IRC se convirtió en el ERC tal como se conoce hoy día (con la estructura de Eurosport Events) y Kopecky no perdonó en esta ocasión: 6 victorias, un segundo y un tercero en 8 pruebas le dieron de calle el título europeo, además de ser subcampeón nacional pese a correr sólo parte del campeonato. Con la llegada de los R5, Skoda ya planeaba hacer su propio Fabia R5 mientras que Volkswagen iniciaba su dominio en el mundial con el Polo R WRC.


Jan Kopecky con Skoda Fabia S2000 en el ERC

2014 tuvo dos frentes principales: el primero fue el Campeonato de Rallyes de Asia-Pacífico, el cual logró vencer con el Fabia S2000. El segundo frente empezó más tarde con el inicio del desarrollo del Fabia R5 para que fuera homologado a mediados de 2015. Con el Fabia S2000 coche Kopecky y muchos otros pilotos lograrían más de 50 títulos sumando entorchados nacionales e internacionales, convirtiéndose con el tiempo en el S2000 más laureado que llegó a existir.


El Fabia R5 fue homologado en abril de 2015
y Kopecky tuvo la misión de llevarlo en el campeonato checo, logrando llevarse una vez más el campeonato con 5 victorias – asimismo él, Pontus Tidemand y Esapekka Lappi compitieron en varias pruebas del WRC dentro de la categoría WRC2 después de que la marca descartara seguir corriendo en el ERC. El título recayó en Nasser Al-Attiyah, quien aseguró su segunda corona de WRC2 terminando el año con una de las primeras unidades privadas del Fabia R5 (del equipo Wevers Sport).


En los últimos años el programa de Kopecky se ha mantenido siempre similar: competir en el campeonato nacional con la idea de que Skoda se mantenga en lo más alto a la vez que participa en selectas pruebas del WRC para que la marca siga dominando en WRC2 con el Fabia R5. Kopecky logró ser campeón checo una vez más en 2016 y 2017 mientras que Lappi era campeón de WRC2 en 2016 (antes de pasar a Toyota) y Tidemand en 2017. Este año 2018 ha conseguido ganar cada prueba del campeonato checo en la que ha competido además de llevarse la categoría WRC2 en los tres rallyes mundialistas (Monte-Carlo, Córcega y Cerdeña en los que ha participado).


Jan Kopecky con Skoda Fabia R5 en el WRC2

Pocos pilotos se han mantenido tan fieles a un solo equipo, algo ayudado en gran parte por ser el hombre de casa: es una relación similar a la que se puede ver en décadas anteriores entre Renault y Jean Ragnotti, Sébastien Loeb con el Grupo PSA (primero con Citroën y ahora con Peugeot) o, en el mundo de la Fórmula 1, aquella gran relación entre el equipo Lotus y Jim Clark, que de no haber sido por aquel fatal accidente en Hockenheim podría haberse extendido hasta entrada la década de los setenta. También es una trayectoria atípica en el sentido de que desde casi el principio corrió con coches con tracción a las cuatro ruedas y con muy poca experiencia se le confió un volante oficial, respondiendo con efectividad y lealtad.



Otras noticias

CRóNICA
 
CRóNICA

Doblete de Pons en la súper especial del Rallye Terra da Auga

CRóNICA
 
CRóNICA

Neuville saborea la victoria en el Rallye de Portugal

COMUNICADO
 
COMUNICADO

Roberto Blach Jr. a los pies del podio en Portugal

 

Imágenes del Rallye Isla de Gran Canaria

 

Los pilotos ya tienen dorsales para Ourense

CRóNICA
 
CRóNICA

Miguel Fuster y Nacho Aviñó huelen la victoria en el Rallye de Ourense


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir