ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Octubre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
WRC
 

España conquista Cerdeña con Dani Sordo y Jan Solans

Los españoles de Hyundai se suben a lo más alto del podio tras un problema del Toyota de Ott Tänak mientras que Solans y Barreiro triunfan en JWRC

16/06/2019 | David Durán | Fotos: Roberto Saavedra | Leído: 4512

Twitter (@TheDDuran)
Instagram (@dduranissimo)


Dani Sordo y Carlos del Barrio han conseguido una victoria espectacular en el Rallye de Cerdeña tras una caída sorpresa del hasta entonces invencible líder, Ott Tänak y su Toyota Yaris WRC. La dupla de Hyundai Motorsport sube a lo más alto de un podio del Campeonato Mundial de Rallyes después de casi seis años (Alemania 2013), siendo acompañados por Teemu Suninen/Jarmo Lehtinen y Andreas Mikkelsen/Anders Jaeger. Además, la dupla del Rallye Team Spain Jan Solans y Mauro Barreiro se han impuesto en JWRC, siendo un doble triunfo español.


Los coches del apartado nacional fueron los primeros en salir a pista en la súper especial de Ittiri, incluyendo las estrellas del campeonato italiano. En lo que al elenco mundialista se refiere, los pilotos del JWRC salieron los primeros, siendo el scratch para la dupla del Rallye Team Spain Jan Solans y Mauro Barreiro – no solo se colocaban como líderes de la categoría, sino que además empezaban el rallye marcando scratch y asegurándose un punto extra por delante de los suecos Dennis Radstrom y Tom Kristensson.


Entre los pilotos de WRC2 Pro brilló con luz propia una vez más el astro adolescente Kalle Rovanperä, haciendo gala de su nivel de pilotaje en el nuevo Skoda Fabia R5 Evo – logró vencer a Juho Hänninen en un cara a cara. Con los World Rally Car, Lappi consiguió un gran tiempo de 2:00.8 que varios pilotos no consiguieron desbancar pese a que la pista se iba limpiando. Sordo, con Carlos del Barrio a su diestra, salió al mismo tiempo que Lappi en la súper especial, situándose por delante de Andreas Mikkelsen y Jari-Matti Latvala.


El último duelo era entre Tänak y Ogier, después de que pasaran otras estrellas como Thierry Neuville y Elfyn Evans. Ogier logró el mejor tiempo por delante de Lappi, copando los dos hombres de Citroën las dos primeras posiciones. Tänak se quedó a tres décimas, por delante de su compañero de equipo Kris Meeke, Teemu Suninen y Neuville. Evans, Sordo, Mikkelsen y Latvala completaron las diez primeras posiciones. Tras los peces gordos salieron el resto de la caravana de pilotos de WRC2, entre los que salía Nil Solans junto a su copiloto Marc Martí. En su paso por el tramo súper especial marcó el octavo mejor tiempo de la disputadísima categoría, siendo el mejor tiempo para Nikolay Gryazin por delante de Simone Tempestini – de hecho, el ruso de SRT fue el R5 más rápido, mejorando incluso la marca de Rovanperä.


El viernes empezaba con el tramo de Tula, un recorrido complicado, estrecho, resbaladizo y con más de 22 kilómetros cronometrados donde había que limpiar mucho. La campanada la dieron los dos pilotos de M-Sport, colocándose líder Teemu Suninen (que corría su primer rallye junto al veterano Jarmo Lehtinen) por delante de Elfyn Evans, los tres Toyota habituales, los tres Hyundai y los dos Citroën, que caían al final del pelotón tras ser líderes en la súper especial de Ittiri. Por detrás varios pilotos R5 tuvieron problemas, como Mads Ostberg en WRC2 Pro y Ole-Christian Veiby cuando iba rodando el más rápido en WRC2.


El ritmo de Suninen no decayó en el segundo tramo del día, fortificando su liderato frente a Latvala, que adelantaba a Evans en la general. Tras ellos se colocaba Sordo que marcaba un gran tramo pese a que iba con cautela, pues en el tramo anterior había pinchado un neumático. El español lograba adelantar en la general a Kris Meeke y Ott Tänak mientras que Esapekka Lappi rebasaba a los dos compañeros de equipo de Sordo, Andreas Mikkelsen y Thierry Neuville.


Tanto si salían delante como si salían detrás los tramos eran difíciles y patinaban bastante, empezando Suninen con un trompo con el que perdió varios segundos en el primer parcial – esto fue suficiente para que Latvala lograse escalar a la cabeza de carrera. Tänak adelantó a Sordo, quien se mantuvo cuarto ya que al mismo tiempo adelantó a Evans. Por su parte, Lappi se dejó medio minuto al golpear un obstáculo con la rueda trasera izquierda, pinchando el neumático.


El último tramo de la mañana lo tenían bien fresco ya que la primera parte se utilizaba también en el shakedown, la zona de la cantera a las afueras de Olmedo. Quizás por eso sorprendió más ver cómo Ogier cometía un grave error, chocaba con una gran piedra en el interior y rompía la suspensión delantera izquierda, quedándose fuera de juego al momento. Latvala terminó el bucle liderando el rallye por 2,8 segundos sobre Tänak y 3,5 sobre Sordo, quien se aupaba al tercer puesto adelantando a Suninen, quien cayó también tras su compañero de equipo Evans. Tras los dos coches de M-Sport Neuville, Mikkelsen, Meeke, Lappi y Juho Hänninen completaban las diez primeras posiciones.

 

Tras el abandono de Ogier al final del primer bucle, el ‘honor’ de abrir pista en lo que quedaba de día recayó en Tänak, que en ese momento marchaba segundo tras su compañero de equipo Jari-Matti Latvala. El liderato de este duró hasta que en una curva se enganchó y volcó su Toyota Yaris WRC, pero el pundonor del finés, su ‘sisu’, le llevó a darle la vuelta al coche él solo usando todas sus fuerzas y así acabar el tramo, aunque con muchos daños en el coche. Neuville también tuvo un accidente, si bien sus consecuencias no fueron tan graves ni perdió tanto tiempo. En medio de una barbarie de tramo, Sordo llegó siete décimas más rápido que Tänak, suficientes para colocarse líder conjunto con el estonio de Toyota. El segundo tramo de la tarde, segunda pasada por Castelsardo, se canceló debido a que surgió una urgencia con un espectador y la ambulancia tuvo que entrar en el tramo para socorrerle.


La acción se retomó unos minutos más tarde y Neuville continuó de un modo similar, atacando al límite y de nuevo trompeando, aunque esta vez el belga libraba de manera espectacular y continuaba sin grandes consecuencias. Sordo, con las ruedas en mejor estado que sus rivales, llegó al final del tramo como un misil y le sacó casi cinco segundos a Tänak, logrando algo de ventaja frente al temible estonio.


En el último tramo del día Sordo lograba sacarle otros 6,5 segundos a Tänak, quien además caía por detrás de Suninen (quien ya lideró en los primeros compases del evento) en la clasificación general. Por su parte, Latvala se veía obligado a parar en mitad del tramo, no pudiendo terminar el día con tan solo unos kilómetros por delante. Así pues, Sordo termina el día por delante de Suninen y Tänak en la clasificación general. Andreas Mikkelsen (autor del último scratch del día), Elfyn Evans, Kris Meeke, Neuville, Esapekka Lappi, Juho Hänninen y Pierre Louis Loubet (líder en WRC2 con su Skoda Fabia R5) completaron las diez primeras posiciones.

 

Aunque Ogier iba a ser en un principio el encargado de abrir pista, el francés penalizó varios minutos dejando salir antes a Latvala y Hänninen con sus respectivos Toyota al primer tramo del sábado, uno con mucha afluencia de público con el Mickey’s Jump al final del mismo. El francés rodó más rápido que ellos y otros que salieron más tarde, como su compañero de equipo Lappi o Thierry Neuville.


No obstante, la palma se la llevó Tänak en este tramo con un scratch sensacional, suficiente para arrancarle el segundo puesto a Suninen pese a que el de M-Sport también firmó un muy bien registro. Sordo marcó el segundo mejor tiempo, aguantando así en la primera posición frente al ataque del estonio de las filas de Tommi Mäkinen. Por detrás Pierre-Louis Loubet seguía siendo el R5 más rápido con su Skoda Fabia R5 privado, aunque por detrás llegaban los Fabia R5 Evo oficiales de Kalle Rovanperä y Jan Kopecky (primero y segundo en WRC2 Pro) a un gran ritmo.


Ogier, quien criticó en público las tácticas de equipo de Hyundai al final del Rallye de Portugal, decidió penalizar al máximo dentro de lo permitido – es decir, 30 minutos – para dejar pasar a todos hasta Tänak haciendo que tanto el estonio como Thierry Neuville (sus dos rivales directos por el título) y otros pilotos tuvieran la pista algo más sucia y menos agarre. A su vez esto beneficiaba tanto a Suninen como a Sordo, convirtiéndose en un aliado en la lucha contra la centella estonia. Ahora bien, la jugada no salió según lo previsto ya que dañó la suspensión trasera en el segundo parcial, teniendo que parar una vez más.


Los tres que estaban en posición de podio fueron a por todas, resultando Tänak el más rápido por delante de un Sordo que le aguantó en todo momento pese a cometer un pequeño error en unas enlazadas al final del tramo – el español era capaz de mantener la posición ante el estonio. Mientras tanto, Suninen cimentaba su tercer puesto por delante de Andreas Mikkelsen, que adelantaba al compañero de Suninen en M-Sport Elfyn Evans.


Esta trifulca entre Tänak y Sordo continuaría hasta el tramo de Monte Lermo, en el cual el Toyota marcaba un nuevo scratch con el que se situaba en primera posición de la general, demostrando la verdadera velocidad del Yaris WRC. Suninen y Sordo tuvieron que sortear a un Ogier que estaba dejándose varios minutos debido a los daños que arrastraba del tramo anterior. Al final del bucle Tänak era líder por 6,4 segundos de distancia sobre Sordo y 27,1 con respecto a Suninen, quien tenía a medio minuto por detrás a Evans y Mikkelsen, estos dos enzarzados en una lucha por el cuarto puesto. Kris Meeke trataba de meterse en la lucha, completando las diez primeras posiciones Neuville, Lappi, Kalle Rovanperä y Pierre-Louis Loubet.

 

Si la mañana fue una de las más calurosas en toda la temporada con temperaturas de más de 30 grados centígrados, por la tarde las nubes cubrían el centro de la isla en el momento en el que los World Rally Car disputaban el segundo bucle. Lo que no cambiaba era el ritmo endiablado de Tänak, escapándose parcial a parcial para acrecentar su liderato del rallye. Su compañero de equipo Meeke tenía la misión de dar caza a Evans y Mikkelsen y arrebatarles la cuarta plaza.


La misma tónica se mantuvo en la segunda pasada por Monti di Alà, con Tänak escapándose frente a un Sordo que no dejaba de atacar, manteniendo al mismo tiempo las distancias frente a Suninen. Meeke continuaba acercándose a Evans y Mikkelsen en la general, colocándose a menos de diez segundos de ambos. La caza quedó interrumpida en la primera mitad de Monte Lermo, pues el británico cometió un error que le supuso un pinchazo, teniendo que ceder dos minutos para cambiar la rueda.


El polvo de Meeke pilló a Evans, estorbándole un poco durante buena parte del tramo – no obstante no perdió la posición con Mikkelsen ya que este se había quedado sin neumáticos y tenía poco agarre, teniendo un pequeño golpe en la parte final del tramo. Además, para la tercera etapa a Evans le reajustarían el tiempo en siete segundos a su favor por verse ralentizado por Meeke. Tänak lograría un scratch más, llevándose todos los de esta segunda etapa para demostrar su calidad dominante.


El estonio de Toyota terminó la jornada en primera posición con 25,9 sobre Sordo y 42,9 con Suninen, que mantenía una excelente posición para M-Sport en su primer rallye con Jarmo Lehtinen de copiloto. Evans y Mikkelsen postergarían para la última etapa la lucha por el cuarto puesto mientras que Neuville y Lappi se colocaban por delante de Meeke. Juho Hänninen mantenía la novena posición por delante de Kalle Rovanperä, la joven estrella de Skoda que se mantenía como el R5 más rápido y el mejor dentro de la categoría WRC2 Pro.

 

De cara a la última etapa solo quedaban cuatro tramos y muchos pilotos decidieron guardar ruedas e ir a conservar los puntos de cara al final, siendo la excepción Mikkelsen y Evans que luchaban por la cuarta posición con muy poco margen de diferencia entre ellos. El noruego se llevó el primer scratch del día – en el otro espectro de la balanza, Ogier cuidaba al máximo sus neumáticos, dejándose más de un minuto y medio en un rallye donde solo le quedaba aspirar a algún punto del Power Stage. En el segundo tramo se mantuvo la tendencia a conservar, salvo un Mikkelsen que perseguía a Evans, marcando el de Hyundai el mejor tiempo tanto aquí como en el penúltimo tramo del rallye para mantener esa pelea hasta el final.


Ogier marcó un tiempo muy rápido pese a su posición de salida, superando la marca de Latvala, Lappi e incluso Neuville, después de que este cometiera un error al patinar en una rodera. Mikkelsen no falló y logró batir a Ogier en el tramo y adelantar a Evans por nueve décimas. Pero la gran sorpresa estaba por llegar: Tänak se quedó en el tramo sin dirección asistida, perdiendo una cantidad de minutos descomunal. Esto significaba que Dani Sordo y Carlos del Barrio, después de casi seis años de espera, ganaban una prueba del Campeonato Mundial de Rallyes.


Los españoles se imponían por 13,7 segundos sobre Suninen y medio minuto sobre Mikkelsen, siendo un doble podio para Hyundai Motorsport. Evans se quedaba a menos de un segundo de subir al podio, pero se quedaba por delante de Tänak en la general tras la hecatombe de la dirección asistida del Toyota. Neuville, Lappi, Meeke, Rovanperä y Kopecky completaron el Top 10.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP