ÚLTIMA HORA
En breve ampliamos
Septiembre
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
Internacionales

Entrevista a Javier Castro: análisis comparativo entre el R4 y el Maxi Rally

Detallamos el proceso de inspiración del kit francés, sus requisitos de homologación, más los pro y contra de cada vehículo

30/07/2019 | Leandro Mazzuccheli | Fotos: Rally Argentino | Leído: 1736

Redacción: @Mazzucchelli_L
Producción: @Mazzucchelli_L   @carloszayasf

 


En la primera parte de este informe, el piloto y director deportivo del RC Competición, Javier Castro, nos había dado su punto de vista sobre el resurgimiento que gozan los R4 tras la aprobación de la FIA para competir en el WRC. También, detalló como fue el trabajo en conjunto para avanzar en la construcción de su Toyota Etios, el cual podría debutar el próximo mes en Argentina. Por último, anticipó que el Fiat Argo y el Kia Río están planificados como los posibles nuevos modelos R4 para Sudamérica.

 

Uno de los principales puntos sobre el cual Javier Castro hizo énfasis en la entrega anterior, fue en la inspiración que representó el Maxi Rally para la posterior concepción del kit R4. De hecho, el piloto rionegrino radicado en Córdoba relató que el vehículo argentino estuvo a punto de convertirse en el modelo internacional a seguir si hubiera aplicado unos cambios solicitados por la FIA. Aunque la historia no tuvo un final feliz.

 

De todas maneras, esta particularidad nos sirve de punto inicial para dar comienzo a esta segunda parte del informe. Ahora, es turno de evaluar las claves técnicas, mediante un análisis comparativo que Javier Castro realizó para ayudarnos a comprender cuáles son las fortalezas y debilidades, tanto del Maxi Rally, como del kit R4.

 

En este reporte especial, elaborado por MotorBox de Argentina y Circuito Motor de Paraguay, también podremos conocer cuál es el proceso que debe seguir cada equipo certificado por Oreca para concebir su propio vehículo R4 y cuál es el beneficio que pretenden conseguir para los pilotos en el futuro.

 

R4 Y MAXI RALLY: UNA HISTORIA DE INSPIRACIONES - En 2010, la empresa cordobesa, Baratec, construyó al primer Maxi Rally, el cual compensó la salida de los Mitsubishi y los Subaru. Se utilizó el grupo humano más capacitado y la mejor tecnología disponibles por aquel momento. Obviamente, el producto argentino no tenía la misma ingeniería de un coche homologado por la FIA y construido por un fabricante.

 

Pero esta no era necesariamente el estándar que perseguía el Maxi Rally, ya que se buscaba crear un coche competitivo, económico y sustentable a futuro. La fórmula implicaba: tracción integral, un kit y motor universales que se podían adaptar a distintos modelos y la posibilidad de usar diferentes carrocerías sobre una misma base.

 

La primera configuración llevaba un motor Honda 2.4 atmosférico, derivado del modelo CR-V, con 280 hp. A esto se le sumó una transmisión y caja secuencial tomada del Subaru Impreza WRX STi, además de otros elementos como parrillas, diferenciales y partes de distintos proveedores.

 

El vehículo mostró sus virtudes y sirvió de inspiración para los AP4 de Australia y los N5 de España, donde RMC Motorsport logró una ligera evolución del concepto original que proponía el coche argentino. Pese a esto, el Maxi Rally también tuvo sus falencias técnicas y mecánicas, las cuales debieron ser corregidas con el tiempo. Una de ellas fue el cambio de motor. La antigua planta impulsora tenía dificultades para mantener su potencia y su mantenimiento no era óptimo.

 

Por eso, en 2017 se estrenó el nuevo motor Peugeot 1.6 turbo, derivado del 308 GTi S. Esta versión mantuvo la potencia, mejoró el toque y la fiabilidad, lo cual redujo la frecuencia de los mantenimientos. Estas evoluciones llegaron gracias al aporte de ingenieros franceses como Stephane Basque y Olivier Maroselli, quien llevó el desarrollo del Maxi Rally a Oreca. El constructor francés trasladó este contenido a la FIA y luego fue cuestión de tiempo que la idea argentina mutara finalmente en el R4.

 

AUTOCRÍTICA Y LECCIONES EN LA FILOSOFÍA MAXI RALLY - El apartado motriz fue justamente el primero que vino a la mente de Javier Castro cuando consultamos su opinión acerca de las diferencias entre un Maxi Rally y un R4. Sin embargo, hablar de este tema lo llevó a exponer una de las mayores autocríticas acerca del vehículo hecho en Argentina. “Son autos de conceptos diferentes. El Maxi Rally entrega la potencia muy súbitamente. Eso ocurre porque lo único que hicimos todo el tiempo fue tratar de tener más potencia”.  

 

“A lo mejor, no estamos interesados en la fiabilidad, la manera de transmitir esa potencia al piso o en la distribución de los pesos. Se suele trabajar en los aspectos más generales y luego tenemos un motor que nos ayuda a compensar todos esos problemas”, confesó el piloto y director del RC Competición.

 

“El Maxi Rally y el R4 son autos híbridos. Pero la diferencia a favor que tiene el kit francés está en que se vende un desarrollo real, tal cual es, sin ningún secreto escondido. Cuando compras un R4, Oreca te brinda los manuales, los lineamientos del torque y te explican el funcionamiento del coche”, detalló Castro. “Pero hay un problema que me tiene enfrentado con todos en Argentina: nadie quiere a los R4, ni tampoco quieren dejar a los Maxi Rally”.

 

“El gran inconveniente que tenemos en todos los campeonatos de Sudamérica es que cada quien hace lo que se le ocurre. No hay alguien, como por ejemplo Oreca, que rija y te diga cómo hacer las cosas con un reglamento firme”, sentenció el director de RC Competición. “Cuando trabajemos con el kit R4, vamos a poder perfeccionarnos y pasaremos a tener verdaderas carreras de pilotos”.

 

“Oreca tiene un producto que, en el caso de mi equipo, nos ayuda a aprender, ya que en años anteriores no tuvimos la suerte de correr fechas mundiales con los Mitsubishi. Ahora, con los R4, si vamos a poder contar con vehículos que nos permitirán hacer eventos del WRC y a la vez podremos competir de igual a igual contra cualquier piloto del mundo”, añadió Javier Castro.

 

“Haber desarrollado a los Maxi Rally en estos diez años fue algo que nos resultó muy útil para aprender muchas cosas, tanto a nosotros, como a Oreca cuando vino a supervisar el trabajo que hacíamos", explicó el rionegrino radicado en Córdoba. “Pero luego, el nivel del coche quedó estancado. Tiene muy poca tecnología comparado con el R4. Es cierto que el Maxi Rally tuvo un cambio de motor y mejoró su potencia. Pero haber hecho eso fue como tratar de solucionar numerosos problemas del auto, simplemente agregándole más potencia”.

 

COMPARATIVA ENTRE EL R4 Y EL MAXI RALLY – Si repasamos las palabras de Javier Castro, el producto argentino prioriza la potencia en detrimento del paso por curva, la manera de transmitir la potencia al piso y la estabilidad para transitar caminos deteriorados. Entonces, ¿el kit R4 logra resolver todas esas falencias? El nivel de ingeniería que desarrolló Oreca desde un principio, ¿permite al kit R4 situarse por encima del Maxi Rally en cuanto a rendimiento?

 

“Hoy no sabría decir cómo va a ser el final de esta historia. Lo que se sabe es que la velocidad actual del Maxi Rally es muy buena y también tenemos muy buenos pilotos en el Rally Argentino. Creemos que el R4 debería quedar posicionado debajo del Maxi Rally Turbo, pero no tan lejos en cuanto a ritmo”, respondió Javier Castro.

 

“Tampoco sabemos exactamente si el R4 será más rápido, ya que tiene menos potencia. Imaginamos que debería funcionar parecido al N5 de España, el cual es una versión mejorada del Maxi Rally”, explicó el piloto de RC Competición. “De todas formas, todavía es difícil establecer una comparación. El rendimiento dependerá del rally que se esté corriendo, del nivel del piloto y de la calidad del auto”.

 

“El enfoque está puesto en tener menor potencia y mejor tracción, para que pueda haber más trabajo del piloto y de la puesta a punto”, añadió Javier Castro. “El R4 también cuenta con una mejor caja de cambios, suspensión y geometría, es decir, un conjunto que le ayudaría a optimizar la transmisión de potencia al piso. Gracias a todo esto podría acercarse mucho al nivel del Maxi Rally”.

 

MISIÓN DEL R4: EVITAR DESARROLLOS Y OPTIMIZAR AL PILOTO - Según explicó Javier Castro, uno de los objetivos principales es poner al piloto en el centro de la escena. Al adquirir un conjunto ya desarrollado, los competidores podrán enfocarse solo en mejorar su nivel de conducción. Esto no sucede hoy con el Maxi Rally, ya que se trata de un vehículo que necesita ser evolucionado permanentemente.

 

“Con respecto al R4, lo que se compra es un desarrollo y lo que Oreca vende es un producto terminado. Es decir que ya no tiene áreas por probar como suele pasar con el Maxi Rally, al cual siempre le encontramos detalles por mejorar. Este kit se parece al R5 en el sentido de que luego de comprarlo, no se necesita agregar nada nuevo”, detalló el director deportivo de RC Competición.

 

“El R4 es un concepto a nivel mundial y el kit que vende Oreca ya está probado. De esta forma, el piloto puede simplemente dedicarse a trabajar en su estrategia de carrera, su trayectoria deportiva, podrá posicionarse entre sus rivales con el auto y no necesitará preocuparse por el desarrollo”, aseguró el rionegrino radicado en Córdoba. “Así, cada competidor tendrá la libertad para hacer kilómetros de aprendizaje y volverse más profesional”.

 

“Una vez que los R4 estén en funcionamiento se abrirán aún más mercados, porque se trata de coches muy lógicos para conducir y para que los pilotos puedan disponer de una pirámide de crecimiento más correcta”, aseguró el piloto y director del RC Competición. “Los R5 son autos muy buenos, pero sus pilotos son de la misma calidad. Entonces, empezar la escalera con un R5 es algo difícil”.

 

“Lo ideal es tener un peldaño intermedio con el R4. Aunque un piloto sea muy bueno y tenga una gran proyección, necesitará al menos uno o dos años de experiencia para dominar las hojas de ruta. En cambio, con un vehículo ligeramente inferior, es posible que haya más pilotos dispuestos para afrontar proyectos”, dijo Javier Castro.

 

“Por lo pronto, esperamos que el R4 sea superior al Maxi Rally en fiabilidad y en el estilo de conducción, ya que el piloto podrá centrarse en un nivel de manejo similar al que implica un R5”, aseguró el piloto rionegrino. “Creo que el R4 es un buen puntapié inicial para los pilotos. Lo ideal sería tener un R5, pero su costo elevado hace que terminen siendo coches solo para gente seleccionada”.

 

¿QUÉ DEBE HACER UN EQUIPO PARA HOMOLOGAR SU PROPIO R4? – A priori, la idea del kit sonaba muy ambigua: “Cualquier equipo podría construir sus propios coches”. Pero esto no es tan sencillo. Mayormente, las clases de rally de la FIA fueron reservadas para coches homologados por fabricantes. Entonces, si el kit R4 habilita a los equipos privados a homologar sus propios autos ¿Dónde está la exigencia de la Federación? A su vez, ¿Cuál es la postura de Oreca? ¿Realmente cualquier estructura puede construir su propio chasis y montar el kit R4?

 

“Existe la posibilidad de que más equipos elaboren  sus autos en sus talleres. Pero para lograr eso, Oreca debe otorgar una autorización, ya que primero tienen que certificar la calidad y capacidad del equipo que planea elaborar los coches R4. No es un proceso sencillo y además la empresa exige respetar una determinada forma de construirlo”, explicó Javier Castro.

 

Al mismo tiempo, el piloto y director de RC Competición agregó: “Nuestro equipo ya cuenta con las matrices para hacer todo tipo de autos, porque se demanda un trabajo técnico previo con un software de simulación 3D. En este programa se debe cargar todo el desarrollo del kit, las geometrías y el diseño que tendrá el casco del coche. Hay que establecer la altura del casco con respecto a los anclajes del kit y tras este último paso, el vehículo ya quedaría reglamentado”.

 

“Luego, se debe enviar todo este material digital a la FIA para que ellos terminen de aprobar la homologación del coche. Es un trabajo arduo, pero nosotros ya llevamos dos años involucrados en este proyecto y lo tenemos terminado. Es decir que vamos un paso adelantados”, explicó Javier Castro.

 

Por último, el rionegrino describió metafóricamente cuán riguroso es el proceso de selección de los equipos representantes que trabajan con los kit R4. “Tanto la FIA como Oreca son muy estructurados. No hay grises. Todo es blanco o negro. Si aceptas trabajar con su producto, entonces debes respetar que ellos te digan cómo debes hacer el proceso de construcción”.



Otras noticias


Toda la información sobre mundo de la competición de rallyes

WRC
ERC
Nacional de Asfalto
Nacional de Tierra
Internacionales
Regionales
Históricos
Otros
Rallyes ONLINE
Coches de calle
Toda la información sobre el mundo de la competición en circuitos

F1
WTCC
DTM
Fórmula E
WSR
Indycar
GP2 / GP3
Resistencia / GT
CER / Clio
Otros
Coches de calle
Web pensada para ayudar a la divulgación del mundo de la competición

Dossier
Webs
Comunicados
Fotografía
Vídeos (on boards)
Redes Sociales
Web pensada para poder ofrecer diferentes productos propios y ajenos para que los aficionados los puedan adquirir

Update CMP